Cuatro años

Buenos días, mi amor.

Odio dejarte en la cama, dormida. Estás preciosa. Cada día estás más guapa. Quizá no lo recuerdes pero hoy hacen cuatro años que por una casualidad, terminé sentada en una cafetería. Tú leías aquel libro, y yo no podía dejar de mirarte. No sé qué tipo de embrujo me lanzaste porque, desde ese mismo momento, no he dejado de amarte.

Ese 12 de diciembre del 2011, no tuve el valor de acercarme a ti. Pero te imaginé. Imaginé las risas que el futuro nos deparó, los besos, las caricias. Imaginé todo un mundo en el que solo existíamos nosotras. Con el paso del tiempo, he descubierto que mi imaginación no fue capaz de recrear lo maravillosos que han sido estos años contigo.

  
¿Recuerdas los quebraderos de cabeza que me provocaban Esther y Carmen? ¡Vaya dos! Tanto buscar el amor en cuerpos ajenos, tanto odiarse, y terminan casadas, y con el pequeño Lucas correteando por la casa. Menos mal que se han serenado. La verdad es que echo de menos “nuestros miércoles”, o que Carmen me espere para salir de la oficina. Tenemos que volver a Berlín. Quiero un abrazo de mis locas.

No sé qué hubiera pasado si Gema no nos hubiera dejado el camino libre. ¿Habrías luchado por mí? A veces eres muy terca. Pero sé que, tarde o temprano, el sofá hubiera alimentado nuestras ganas.

Se me olvidó comentarte de lo que me enteré en la frutería. La señora Puri, mi “adorable” vecina, aquella que creía que su moralidad estaba por encima de todo, fue detenida. Las marujas del barrio me contaron que se dedicaba a vender Viagra a los viejos del Centro de Día. Pero no la pillaron por eso, sino porque acosaba a un octagenario. Le prometía pastillitas azules gratis a cambio de sexo… En fin, el mundo está tan loco.

Blanca llamó ayer, volvió a pedirme que te dejara en paz. Me dijo que me denunciaría por lavado de cerebro. Que era de una secta y cosas así. Ya sé que a ti te da pena, que te sientes responsable de sus entradas y salidas de centros de salud mental. Pero no entiendo por qué. A la que se le piró la pinza por verse desposeída de su bien más preciado fue a ella. Y no, no eras tú, sino el dinero que sacaba a costa de tu trabajo.

Bueno, dejemos a los demás fuera de esto. ¡Es nuestro aniversario! Para mí lo es. Aquella tarde descubrí quién era, quién soy. Llevaba años luchando contra mi cabeza. Sabía que me gustaban las mujeres, pero ninguna dio la vuelta a mi mundo como tú.

Te quiero, mi vida. Te quiero cada día y cada noche (sobre todo de noche). No se me da muy bien esto de escribir. Espero que mis hechos demuestren mis palabras más allá de mi capacidad de expresión. 

Te propongo un plan. Nos vemos esta tarde, a las seis, en nuestro bar. Lleva tu libro rojo, pide una copa de vino. Yo llevaré mis ganas de ti, y me enamoraré de esa imagen tan sexy. ¿Cómo es posible que después de tanto tiempo siga poniéndome nerviosa cada vez que voy a verte? Mirarte me hace sonreír. Ya, ya sé que también tenemos nuestros problemas, ¿quién no? Hemos pasado nuestros momentos malos, por supuesto. Y no los eliminaría de mi memoria. Me gustan. No soy masoquista, pero sé que sin ellos, sin cada segundo que hemos luchado juntas, que hemos vivido de la mano, ahora no estaría escribiéndote esto.

Bueno, que me enrollo. Voy a buscar el periódico y algo para desayunar. Si te levantas antes de que vuelva, ve preparando los cafés, que no se te caerán los anillos por ello. Anda, compláceme en esto. Que “nadie como tú me sabe hacer café…”

Te amo, Laura.

Yoli

https://remendada.wordpress.com/2011/12/12/dia-0/

Anuncios

About Remendada

No se me dan bien los idiomas, por eso escribo en clave. Estoy descubriendo Twitter, así es que si tienes algo que enseñarme, búscame http://twitter.com/#!/Sremendada
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s