Regresas…

¿Cuánto tiempo he estado intentando olvidarte? Olvidar tus caricias, tus miradas, esa sonrisa a media asta, esa forma en la que me hablabas sin palabras. ¿Cuánto ha pasado desde que tu voz apagó mi nombre? Lloré, supliqué, recé para no recordar cada uno de tus lunares. Recorrí mis propios pasos para alejarme de tus manos. Empuñé la espada del vacío para que tus ojos no me iluminaran. Icé la bandera del silencio durante mi peregrinaje al olvido.

Y ahora vuelves, con las súplicas renovadas, con sonidos que se acallan con el ruido que me hechizaba. Ahora vuelves, y me dejas temblando, con lágrimas ensangrentadas. Regresas a mí y me pides clemencia, suplicas un perdón que ya no tengo. Te niegas a dejarme olvidar hasta tu esencia. Te obcecas en que no sea yo la que continúe por una senda intransitable. Vienes a mí, que te esperé con impaciencia, y ruegas que no me marche. Maldices las noches en las que no me arropaste con tus labios. Inspiras recuerdos que yo había abandonado.Regresas, y contigo la ausencia de un momento olvidado. 

¿Y ahora qué? ¿Te recuerdo, te olvido, te perdono, te castigo? ¿Acaso importa? Me has hablado, y con ello, te he recordado.

Anuncios

About Remendada

No se me dan bien los idiomas, por eso escribo en clave. Estoy descubriendo Twitter, así es que si tienes algo que enseñarme, búscame http://twitter.com/#!/Sremendada
Esta entrada fue publicada en Relato corto. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s