Dejémonos dejando

Dejaría de escribir tu nombre en cada paso que doy, dejaría de hacerte protagonista de mis novelas y sueños, dejaría de amarte cada instante, de sentir celos, pero no puedo.

Dejaría de hablarte cuando ya te has ido, dejaría de buscarte en cada rincón de mi memoria, dejaría de soñarte cada noche, dejaría de escribir notas sin que tu las recibieras, dejaría de intentar tener aunque ya no te tenga.

Dejaría que me odiaras, dejaría que, apretando los dientes, gritaras mi nombre con rabia, dejaría que durmieras plácidamente toda la mañana, dejaría que recordaras mis palabras y mis meteduras de pata, dejaría que mi imagen rechinara en tus recuerdos, dejaría que me olvidaras en los labios de esa amiga, dejaría que yo solo fuera parte de tu pasado, dejaría que me echaras en cara todo aquello que te has guardado, dejaría que respiraras tranquila bajo el abrasador sol de verano, dejaría que te rindieras cuando ya te has cansado.  Aunque esto ya lo he logrado.

Por dejar, dejaría tantas cosas que ya me han abandonado.

Anuncios

About Remendada

No se me dan bien los idiomas, por eso escribo en clave. Estoy descubriendo Twitter, así es que si tienes algo que enseñarme, búscame http://twitter.com/#!/Sremendada
Esta entrada fue publicada en Relato corto. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s