Vacío

¿Recuerdas cuando te dije que el miedo no conducía a nada, que sólo te paralizaba y te impedía realizar lo que realmente quieres? ¿Recuerdas que te dije que no tuvieras miedo porque yo te protegería? ¿Lo recuerdas? Porque yo recuerdo cada palabra que te he dicho y cada frase con la que me has contestado.
Soy imbécil, lo sé, me dejé llevar por el miedo, pero ya sabes que nunca poso el pie en el suelo si no sé si éste es firme, y no lo he visto, hoy no lo he sentido así. Te imaginaba, y todo el futuro se volvía negro, no quiere decir que fuera malo, sino que se escapaba de mis manos, y sí, tuve miedo, un temor irracional a amarte, a que no lo estuviera haciendo ya.
Te prometí estar contigo siempre, ser tu punto de apoyo, que moveríamos el mundo juntas. Odio no cumplir mis promesas, odio fallar a quién más quiero.
Aún conservo esos recuerdos irreales en los que tú te sentabas junto a la ventana, un libro reposaba en tus rodillas y sostenías una copa de vino. Aún siento esas imágenes como reales, aún tengo el deseo de acercarme y abrazarte por la espalda, de lograr que te sientas cómoda y segura. Pero ya no lo haré.
Te he mostrado partes de mí que ni yo sabía que existían, me has sacado todo, mis defectos y mis pocas virtudes, me he desnudado ante ti mil veces, y ninguna me sentí indefensa, porque tenía la certeza de que tú nunca me fallarías. Y lo he hecho yo.
Entiendo que tus procesos mentales funcionan de forma distinta a la mía, que el presente es más importante que los hechos venideros, pero yo no soy así, no me fugo, no realizo secuestros pactados, sólo continúo caminando en círculos como lo he hecho durante toda mi vida.
Y te prometo que cada palabra que ha salido de mí era real, es real, pero me pudo el miedo, ese que recrimino al mundo y a mí me tiene atada a una silla de tortura, en la que mi mente es el verdugo.
Ojalá pudiera haberte regalado esa cabaña en Canadá, esos atardeceres abrazadas, esos baños en los que me aposentaría a tu lado y charlaríamos de cualquier cosa, esos intentos por ruborizarte, esos besos que se han perdido en el infinito.
Y no escribo esto con la intención de rogarte que vuelvas a mi lado, pues sé que eso es imposible, lo hago para que entiendas lo que yo no comprendo. Preferiría escribirte algo que te sacara una sonrisa, cantarte una canción ridícula, pero no puedo, y no podré más, y menos con este frío que siento dentro.
Siempre serás esa perla que perdí en el desierto, no en uno real, sino en el de mis propios sentimientos, y, probablemente, me pase la vida buscando una burda imitación de ti, y me conforme con un gesto que me recuerde que una vez sentí un amor limpio y puro.
Lo siento, pero no sé ser valiente.

Anuncios

About Remendada

No se me dan bien los idiomas, por eso escribo en clave. Estoy descubriendo Twitter, así es que si tienes algo que enseñarme, búscame http://twitter.com/#!/Sremendada
Esta entrada fue publicada en Relato corto. Guarda el enlace permanente.

8 Responses to Vacío

  1. Precioso porque me parece preciosa tu forma de escribir 😉

  2. Joan dice:

    Desolador y precisamente un 14 de febrero, mas desolador… pero escrito con maestría.

  3. Cuantos caminamos por esos desiertos no reales, que nos hacen perder tantas cosas importantes, solo por miedo… solo por no sentirnos seguros, para poder dar un paso mas allá. Por no saber si daremos un paso en firme o todo se nos desmoronará en cuanto movamos las piezas, perdemos de vivir la vida tal cual se nos presenta…es así, a veces no sabemos ser valientes.

    Acompaña el sentimiento de varios en este día. Como siempre logras transmitir mucho con tu forma de escribir las cosas. 🙂

    • remendona dice:

      Buenos días, Flor.
      Tienes toda la razón, vivimos con más miedos de los que somos consciente, ¿realmente estamos viviendo?
      Es todo un halago transmitir emociones por medio de palabras escritas. Espero seguir haciéndolo, que lo hagamos juntas, porque esto no se escribe sólo por mí, sino con vosotras.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s