Las cosas salen como salen, no como quieres que sean

Me pasé meses esperándote, ansiando saber qué era aquello que tanto me atraía de ti. Intenté olvidarte en manos de otras mujeres, que ni me llenaban, ni me hacían comprender ese estúpido amor que me llevaba una y otra vez a soñar con tus besos, con unos besos que jamás sentí, pero, que mientras dormía, eran sólo míos, ni tan siquiera tuyos, todos míos, sin poderlos compartir con la persona a la que realmente quería.
Por fin pude volver a verte. Un ambiente distendido, o eso pensaba, un recuerdo que afloraba en mi interior, una charla, unos cigarros… Pero, aunque no quisiera verlo, sabía que algo no era igual, por mucho que nuestras manos se entrelazaran, que mi cabeza lograra posarse sobre tu pecho, que mis oídos absorbieran con ansia la velocidad de los latidos de tu corazón, que se aceleraba con cada caricia que intentaba robarte. Algo no estaba bien, y no quería verlo, deseaba que el tiempo no hubiera podido con lo que en una noche de alcohol nos confesamos, pero me equivoqué. Tú no eras la misma pluma que yo sostuve entre mis brazos, tus abrazos ya no me hacían sentir en una burbuja de protección, tus miradas dejaron de ser cómplices y se transformaron en esquivas. Bueno, supongo que yo tampoco soy la misma. Esas mujeres que un día posaron sobre mí sus labios, habían dañado mi mente, no por amor, sino por colapso, tanto intentar olvidarte había fundido el poco cariño que era capaz de albergar.
Pensé que un beso me descubriría los sentimientos reales, pero ni eso tuve. Y me fui con esa duda, pero con la certeza de que tú y yo nunca seremos un nosotras. Quizá me equivoque, pero vi a otra reflejada en los ojos que antes sólo me miraban a mí. Supongo que es normal, ya te había dejado escapar, bueno, nos dejamos ir, y no hay vuelta atrás.
Duele, claro que duele no tener la respuesta a un enigma que me ha estado devorando durante meses, pero, por otra parte, casi lo prefiero, porque no me gusta esta mujer que vi contigo, no me gustó ver a esta nueva tú. Ya no hay nada que olvidar, aunque supongo que aún queda tiempo para rencores que jamás desvelaré. Y volveremos a eso que pretendimos llamar amistad y nunca lo fue. Tú regresarás a tu vida, a esa mujer que imagino que ilumina tus sueños. Yo, a mi desasosiego, a buscar esos brazos que me hagan sentir que puedo con el mundo, o mejor, a caminar por fin sola, sin tener que temer que el dolor me arañe las entrañas.
Fue bonito vivir un sueño, “y los sueños, sueños son”, pero anclarse en el pasado sólo trae consigo, temer al futuro.

Anuncios

About Remendada

No se me dan bien los idiomas, por eso escribo en clave. Estoy descubriendo Twitter, así es que si tienes algo que enseñarme, búscame http://twitter.com/#!/Sremendada
Esta entrada fue publicada en Relato corto. Guarda el enlace permanente.

6 Responses to Las cosas salen como salen, no como quieres que sean

  1. The hunger dice:

    Un texto cargado de razón, pero parece que es inherente al ser humano mirar para atrás o soñar con mañana y mientras el presente pasa y pasa….

  2. Marta dice:

    Ser presa de tus propios sentimientos destroza totalmente. Cuando sólo quedan “recuerdos” , el dolor es apacible y estar sin esa persona o no descifrar “qué” después de tanto esperar…es terrible y al final la excusa perfecta para autodestruirse y sentirse mejor es la de sentirse culpable.

    cuando sabes q fue un “dejarnos ir” da igual cuanto duela revivirlo, soñarla, pensarla o imaginarla es lo peor q le puede pasar a una persona porque es masacrarse en un “lo q pudo haber sido y no fue” recordar aveces es brutal…pero aun así te puede motivar soñarla, te sonries a ti misma al pensarla, no importa cuanto duela pq te llenó de ilusiones, te abrió la puerta a soñar sin fin, a manipular tu propio bien, pqq aun sigue ahí y en el fondo sonríes si la vez. Está interna en lo más profundo de ti o quizás no, pero igualmente es difícil de sacar… Pero hay q sonreír, no caer , q no te venza, porque sí, sé q duele, te ahoga, te desestabiliza, te asfixia, te daña, te destroza…pq es querer y si alguien piensa q exagero esq de verdad no ha querido o amado…pero hay q intentar seguir, no será facil pero nada en la vida lo es ¿o si? Cuando el corazón vive lo sentido y siente sin pensarlo hay q serle razonable, darle tiempo, tanto a la mente como al alma. Pqq se internó en lo mas profundo de ti pq ya la soñaste y no es en el corazón, es el alma. Porque “confesarle” no es hablar, decir, ni contarle ni mil etc existentes, es porque “confesar” es mostrarle el alma a esa persona , abrirle tus dudas, brindarle tus sentimientos, tus miedos, q te llenen de ilusiones, es sonreír por esa persona y no por ti . es compartir un secreto, el más preciado, “querer o amar”. Ambos van de la mano y no impide q ‘quieras’ y aveces ‘ames’ a esa persona.

    ahora q caminas sola espero q no sientas estarlo, porque estarán tus amigos, la familia, el trabajo, el libro del sábado o la película del domingo..
    Y ten por seguro q volverán las miradas, las sonrisas, los nervios, los besos y las caricias q te harán caer otra vez en el mismo sentimiento pero esa prox. vez saldrá mucho mejor y será mucho más intenso. Porque amar es renacer…y nacimos para tal.

    mi absurdo yo.

    • remendona dice:

      Marta, “tu absurdo tú” me encanta. Y me hace volver a reflexionar sobre el arrepentimiento, y que es mucho más difícil convivir con lo que no se ha hecho, que con lo que erramos.
      Un beso.

  3. A mí me pasó algo parecido, estuve llorando a una persona durante casi cuatro años por lo que puedo haber sido y no fue, un día, ya no aguantaba más y quise saber de ella (no volvimos a hablarnos), nos hablamos sí, pero ciertamente ya no veo a la misma persona, o sí, simplemente es que ahora no entiendo qué me hizo enamorarme de ella y no contenta con eso, estar cuatro años llorándola.

    • remendona dice:

      Bueno, las circunstancias cambian, nosotras evolucionamos, pero está bien volver a ver a esa persona y darte cuenta de que no relucía tanto como tu imaginación te hacía creer.
      Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s