Asexualidad

Llevo un par de días leyendo sobre la asexualidad. La verdad es que nunca me había parado a pensar en ese concepto enfocado al ser humano, al menos no sin que fuera una elección, un celibato auto impuesto. Pero, al parecer, me equivocaba. No me considero una persona de mente cerrada, tampoco es que sea de una mentalidad completamente abierta, tengo mis límites, pero, siempre he pensado que la información ayuda a la formación y a la ilustración.
Creo que la curiosidad es una de las cualidades humanas más admirables, y no podía contradecirme a mí misma y cerrar la puerta a un concepto con el que convive aproximadamente el 1% de la población, eso no es poco.
Voy a intentar definirlo desde un punto de vista lo más aséptico posible, no quisiera herir los sentimientos de nadie. Por lo que he leído, las personas asexuales son aquellas que no desean ni poseen necesidades sexuales (hasta aquí era muy fácil), pero, dentro de este gran grupo, hay dos más, los asexuales a secas y los asexuales que sí tienen sentimientos románticos. Estos últimos son el objeto de mi escrito.
Los asexuales pueden amar, como amamos el resto, desean compartir su vida con alguien, vivir en familia, vamos, lo que solemos querer los seres sociales, pero todo ello sin acompañar esos noviazgos o matrimonios con experiencias sexuales. Quizá esta es la parte más chocante, al menos para mí. Sé que no es comparable, pero supongo que lo equipararía a la anorexia infantil (no hablo de enfermedad, sino de la falta de apetito que tienen algunos niños). No estoy muy puesta en neurorreceptores, y quizá ese no sea el motivo por el que estas personas sienten la falta de apetito sexual. Pero no escribo esto para buscar una razón, porque, supongo que habrán miles de razonamientos sobre el tema, unos más hirientes que otros, y como lesbiana, entiendo que el que intenten demostrar que eres como eres por una causa científica, social o psicológica, suele ser bastante odioso, no me meteré en ese jardín.
He estado leyendo un blog de una mujer que se denomina asexual y lesbiana (si no recuerdo mal el nombre es Princesa Cactus), y de ahí he pasado a la Wikipedia, de ella a un foro de asexuales, vamos, que he recorrido un largo camino, y con él, el millón de cuestiones que me abordan. Para mí, es muy difícil pensar en la persona a la que quiero, y no tener impulsos sexuales, los considero algo intrínseco, un instinto primario. Saber que existe gente que no comparte conmigo ese comportamiento, resulta algo tedioso, y más, cuando alguien intenta comprender el mundo que le rodea.
No quiero pecar de superficial, ni quisiera que se creyera que no respeto este modelo de vida. Todo lo contrario, intento ponerme en su situación, empatizar con ese estado límbico. Y sólo llego a una conclusión, debe ser tremendamente complicado vivir así. Me imagino conociendo a una mujer que me gusta, que la relación madure y que llegue el momento de acostarme con ella y tener que decirle que no, que no es que no me guste, es que soy asexual. No sé qué cara pondría mi pareja de turno, ni la que pondría yo si alguien me lo confesara. ¿Y si me enamoro de una persona asexual? Cuando quieres a alguien, debes adaptarte a muchas cosas, pero, ¿podría vivir sin compartir ese amor con una muestra física de él? Pues la verdad es que no lo sé. Supongo que lo intentaría, pero terminaría por poder conmigo, pues yo sí que tengo esas necesidades por cubrir.
De todas formas, habría que analizar qué es lo que considera cada uno como sexo. Hay quien cree que es necesaria una penetración, otros que sólo se precisa de contacto físico con las zonas íntimas, incluso alguno piensa que un beso lo es.
No sé, creo que si me encontrara con una mujer asexual, querría que me lo dijera desde el primer momento, ya sé que no es algo que tengan que pregonar a los cuatro vientos, pero me gustaría saberlo, para poder calibrar hasta qué punto puedo comprometerme a tener algo más que una amistad.
En definitiva, cada uno es como es, sin darle más vueltas, pero la sinceridad debe primar, y no solo si una es asexual, sino también en cualquier otra circunstancia.
Espero no haber herido a nadie con mi amalgama de pensamientos, pero tenía que escribir sobre ello para interiorizarlo. Y si alguna de mis lectoras es asexual, y cree que me equivoco en algo, que no dude en hacérmelo saber, es mejor obtener el conocimiento de primera mano.

Anuncios

About Remendada

No se me dan bien los idiomas, por eso escribo en clave. Estoy descubriendo Twitter, así es que si tienes algo que enseñarme, búscame http://twitter.com/#!/Sremendada
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

11 Responses to Asexualidad

  1. Al habla la Princesa Cactus, lo primero aclararte que una cosa es el celibato y otra la asexualidad, que lo nuestro no es nada auto impuesto y mucho menos elegido. ¿Tú elegiste ser lesbiana? Pues yo tampoco elegí ser asexual. Siento que mi forma de vivir te resulte tediosa pero es lo que hay chica, a mi edad no voy a cambiar y mucho menos por lo que alguien pueda pensar de mí. Las pocas veces que he intentado tener un acercamiento con alguna chica es lo primero que he dicho, ¿entiendes ahora por qué sigo sola a mis cuarenta años? Sólo tienes razón en una cosa, hay días en que resulta difícil, muy difícil vivir así, pero si siempre soy sincera con el resto del mundo, no puedo mentirme a mí misma. De cualquier forma te agradezco que hayas dedicado una entrada en tu blog para hablar sobre asexualidad. Saludos

    • remendona dice:

      Buenas noches, Princesa Cactus. La verdad es que me has hecho releer todo el artículo, lo escribí en el trabajo y llegué a creer que no había expresado bien mis pensamientos, pero creo que no, que quizá ha habido un malentendido.
      No me resulta tediosa tu forma de vida, todo lo contrario, es tan aceptable como cualquier otra, al menos, mientras no se hiera a nadie. Lo tedioso es verte ante una realidad nueva a tus ojos y tener que incorporarla a mi cerebro.
      Desde el principio aclaro que hasta que no leí sobre el tema no sabía ni existíais, y desde luego, después de mi periplo, creo que he dejado bastante claro que hay una diferencia abismal entre la asexualidad y el celibato.
      Sí, soy lesbiana y también he sufrido las consecuencias de que el mundo no lo entienda, de ahí mi post, quería acercar a más gente la idea de vuestra existencia, y creo que en ningún momento la he ridiculizado, más bien lo contrario, he mostrado que no debemos limitarnos a ver lo que se nos muestra, y que la asexualidad, es una realidad social.
      No sé si pedirte que lo vuelvas a leer, aunque crea que no lo entendiste como yo quise expresarlo.
      De todos modos, siento mucho el poder haber herido tus sentimientos.
      Un saludo.

  2. Buenas noches, no creo que lo hayas ridiculizado y tampoco has herido mis sentimientos, sólo creí oportuno hacerte unas puntualizaciones (seguramente hechas con demasiada vehemencia, disculpa), nada más. En tu entrada del 12 de marzo de 2012 te dije que tenías una seguidora más y eso no va a cambiar por esta entrada, me gustan tus relatos y seguiré leyéndolos. Te reitero mi agradecimiento por tratar el tema de la asexualidad y te animo a que si tienes alguna duda o quieres saber más, me preguntes con total confianza. Besos

    • remendona dice:

      Buenos días, Princesa Cactus.
      Quiero reiterar que en ningún momento pretendí criticar una realidad, como es la asexualidad. En todo caso, intenté empatizar con ello, es mi forma de aprender y de comprender.
      Me alegra saber que seguirás leyéndome, eso siempre es de agradecer.
      Por supuesto que tengo dudas, soy una persona curiosa, pero no sé si este es el sitio propicio para hablar de algo que creo tan íntimo como la sexualidad. Si en algún momento crees que a las lectoras del blog les interesaría tu punto de vista, podría preparar una entrevista, y tú elegirías a qué deseas contestar.
      Un saludo.

      • Buenos días, no eres la primera que me propone una entrevista, en mi blog hablo de un par de ellas que me hicieron para dos revistas, incluso me han ofrecido entrar en directo en programas de radio y salir en cadenas de televisión nacionales. Respecto a si a tus lectoras les interesaría leer mi experiencia, sinceramente no lo sé, supongo que eso habrá que preguntárselo a ellas, ¿no? De todas maneras no tengo ningún inconveniente en hacer una nueva entrevista o en que traigas aquí las que ya hay en mi blog, tú decides. Saludos

      • remendona dice:

        Ya pensaré en algo. De todas formas, si decidimos hacer la entrevista, prefiero utilizar mis propias preguntas, cada uno le da un enfoque diferente, y no quiero perturbar la expresión o lo que llaman “línea editorial” de mi blog.
        Un saludo.

  3. Marieta dice:

    Yo tuve una pareja así durante varios años, ocho. Quieren la cercanía pero el sexo no les interesa, al principio disimulaba y no me enteraba mucho; al principio principio nada. Luego cuando te das cuenta, no te puedes sentir mas tonta y evitas el sexo. Los dos últimos años fueron terribles.
    Sigue queriendo volver, y yo boicoteando las posibles relaciones estables.

    • remendona dice:

      Tuvo que ser muy duro para ambas, pero para ti…, no puedo ni imaginármelo. Espero que, al menos, te dijera lo que sentía con respecto al sexo.

      • Marieta dice:

        Lo descubri yo sola, hubiese preferido la verdad. Supongo que no le había puesto nombre a su asexualidad y no sabía como decirmelo.
        Ser asexual con sentimientos románticos, tiene que ser muy dififcil.
        Para mi el amor, la ternura, el cuidado de la otra y el sexo son un paquete.

      • remendona dice:

        Estoy totalmente de acuerdo contigo en tu percepción del amor, y también en las dificultades que puede tener una persona asexual en tener una relación amorosa y encontrarle nombre a lo que le sucede, pero, aunque no sepas lo que te pasa, el diálogo es fundamental en cualquier pareja, al menos yo lo concibo así.

  4. Pues tenéis razón en lo que decís, es muy difícil ser asexual homorromántica, o lo que es lo mismo, una mujer asexual que quisiera tener una relación romántica con otra mujer, la inmensa mayoría de las personas quieren el “paquete” completo. No la culpes porque lo más seguro es que ni ella misma supiera qué le pasaba, yo no lo descubrí hasta los 34 años, pero remendona tiene razón, el diálogo es fundamental, al menos tenía que haberte dicho cómo se sentía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s