Día 46

Durante semanas, Gema durmió conmigo cada noche. Era profesora en un instituto, por lo que su horario le permitía ir a buscarme cada día. Me recogía en el trabajo, nos tomábamos algo por ahí, luego volvíamos a mi casa y le preparaba la cena, veíamos un rato la tele y me brindaba la dosis de placer a la que me tenía acostumbrada.

En ningún momento hablamos de nuestra relación, simplemente sucedía. Me gustaba estar así, aunque no supiera muy bien si aquella noche sería la última en la que tendría su cuerpo entre mis manos.

Aquel día había sido diferente. Mi jefe me ofreció un aumento de sueldo y un ascenso en el trabajo. Resultaba una oferta muy interesante, pero no debía decidir nada hasta hablar con los sindicatos. Estos me recomendaron que aceptara, no creían que consiguiera mucho más si llegábamos a los tribunales. Por lo que retiré la demanda y firmé mi nuevo contrato. Lo mejor no era el sueldo, ni que tendría más control sobre las cuentas, lo mejor era el horario, mi jornada seguiría empezando a las ocho, pero terminaría a las tres.

Esa tarde fui yo a buscar a Gema al instituto. Vi cómo salía, hablando con sus compañeros, explicando alguna cosa a un alumno. Tenía que ser una buena profesora, desde luego conmigo lo había sido. Cuando me vio allí, se sorprendió y corrió a mi coche con cara de preocupación.

–          ¿Qué ha pasado? ¿Estás bien?

–          Sí. Luego te lo explico. Ahora deja que te invite a comer.

Nos fuimos a un buen restaurante. Gema se alegraba más que yo de mi nuevo estatus profesional. Las cosas iban funcionando.

En medio de la comida, recibí una llamada de Carmen.

–          Hola, niña, ¿o debo llamarte jefa?  Muchas felicidades. Te lo merecías desde hacía mucho tiempo.

–          Gracias, Carmen. Hablamos mañana, estoy comiendo con Gema.

–          ¿Quién es Gema?

–          Una amiga.

–          ¡Su novia! – gritó ella entre risas.

–          ¿Tu novia? ¿Y Laura? ¿Qué está pasando? No me cuentas nada. Luego voy a tu casa y me la presentas. No se te ocurra negarte.

–          Vale

Le comenté a mi “novia” el cambio de planes. Parecía divertida con el hecho de conocer a alguien de mi círculo. Las dos nos habíamos distanciado de nuestros amigos durante ese tiempo y volver a retomar amistades le pareció lo más conveniente.

A las ocho en punto, Carmen apareció en mi casa. Pasamos un rato muy agradable, hacía mucho tiempo que mi amiga y yo no nos sentíamos tan cómodas juntas. Gema pareció agradarle y yo me alegré de ello.

Volvimos a quedar una vez por semana con ella. Así salíamos un poco de la rutina, aunque con Gema, cada día, resultaba mejor que el anterior. Los miércoles fueron el día fijado para nuestra cita con Carmen. Ella hablaba y hablaba de Esther, me ponía la cabeza como un bombo, pero tenía que aguantar, Carmen había escuchado mil veces todos mis desatinos amorosos, sin queja alguna, yo no podía ser menos.

Uno de esos miércoles, estábamos sentadas, hablando de lo bonito que es tener una relación estable o de lo que se echa de menos el folleteo sin ataduras, cuando la cara de Carmen cambió por completo. No me dio tiempo a preguntar qué era lo que le pasaba, cuando me giré para ver lo que le sorprendía tanto. Era Laura, estaba allí. Mi corazón dio un vuelco. Por más que parpadeaba, no desaparecía, esta vez no era mi imaginación, era real y se acercaba a nosotras.

Anuncios

About Remendada

No se me dan bien los idiomas, por eso escribo en clave. Estoy descubriendo Twitter, así es que si tienes algo que enseñarme, búscame http://twitter.com/#!/Sremendada
Esta entrada fue publicada en Uncategorized, Yoli y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s